• Estudio Monti

Boletin Periodico 03-2018 año 26 #230

Actualizado: 14 de ene de 2019


DESCARGAR PDF ( HAZ CLICK AQUÍ )



En este número:

Economía y empresa

Contra la inflación o contra el dólar?

Tecnología, informática y sistemas

Led, tenemos problemas

Impuestos y remuneraciones

La injusticia de la Justicia

Miscelánea

Cambio de imagen Novedades del proyecto Inkgam tremn Las palabras que nos gustaron esta vez


¿Contra la inflación o el dolar?

Como usted seguramente ya se dio cuenta, estamos viviendo dentro de un mercado que presenta variables por lo menos curiosas.


Dólar estable después de una devaluación bruta, tasas inconcebibles y una inflación que tiene el dudoso honor de ser una de las más altas del mundo.

Esos elementos hacen que muchos se pregunten si el mercado está jugando un partido en el que se trata de que la tasa de interés le gane a la inflación y por lo tanto tiente al inversor a hacer plazos fijos, o si en realidad el inversor hace plazos fijos para ganarle a la cotización del dólar.


No soy la persona indicada para evaluarlo, ya que no soy economista, pero entre los cuatro economistas que me parecen serios, sólidos y no implicados políticamente (De Pablo, Cachanosky, Espert y Melconian) hay uno que entre charlas e informes parece tener clara la situación, y ese es Cachanosky.


Según su opinión, el inversor no invierte en pesos para que el interés sea mayor a la inflación aunque actualmente ocurre así, con tasas de interés del 50% para el inversor y una inflación menor, sino para ganarle al probable aumento de valor del dólar, saliendo en el momento oportuno del plazo fijo y pasándose al dólar.


De ser así, Houston, tenemos problemas, ya que en nuestro mercado hay una cantidad asombrosa de pesos en LELIQ (letras de liquidez), que están en manos de los bancos y que han reemplazado a las LEBAC en su función de secar el mercado y lograr que los pesos no se destinen a comprar dólares y por lo tanto a subir su cotización.


Todo bien, pero si los inversores decidieran retirar los plazos fijos, los bancos le van a tener que devolver los fondos invertidos... que ya no tienen, porque con eso compraron las LELIQ.

Entonces, dice Cachanosky, los bancos le dirán al Banco Central que le devuelve los títulos y que le devuelvan los fondos... que el Banco Central no tiene. Y entonces? Entonces, estamos en problemas.


El Banco Central deberá emitir pesos a lo bruto, generando más inflación , y además los pesos irán a la compra de dólares, con lo cual subirá la cotización, o sea, corrida bancaria y cambiaria.


Claro, siempre se podría hacer un default de las LELIQ, o darles bonos a 20 años a los inversores, pero no parece un buen escenario para un año con elecciones.


La propuesta de Cachanosky es que como el Banco Central tiene en su activo (si es que podemos llamar activo a esto) unos bonos que emitió el gobierno anterior, con el que se llevó un billón trescientos mil millones de pesos (lo escribo completo para que se de cuenta de la cifra), que se lo canjee al Tesoro por un bono a 10 años y que ese bono se entregue a los bancos, que podrán venderlo en el mercado o aguantarlo.


Todo lindo, pero dejemos de lado el problema técnico de las LELIQ y otras zarandajas, la pregunta que me surge es “como llegamos hasta aquí?”. Bueno, la respuesta parece ser que llegamos gracias a la una espantosa gestión del gobierno anterior, que el gobierno actual creyó poder solucionar sin arreglar antes los problemas de fondo del país. Les ganamos con la camiseta, dijeron. Bueno, no les está saliendo así.


En vez de corregir a las trompadas (no hay otra forma) los problemas estructurales de Argentina, optaron por una onda tranqui y optimista. Muchachos, no solo se puede, sino que además se debe ser optimista, pero por las cosas que se hacen, no por las que no se hacen.


Para empezar le tengo que contar que el 70% del famoso y manoseado presupuesto del Gobierno se gasta en elementos sociales, o sea sueldos, jubilaciones, pensiones, y planes sociales, y ya con este dato deberíamos parar la pelota, levantar la cabeza y mirar adonde vamos, no le parece?


Bueno, el tema es que Cachanosky compraró el empleo público entre los años 2003 y 2017, tomando los datos del Ministerio de Trabajo, o sea, no hay ninguna estimación privada, son datos oficiales, para evitar cualquier sospecha de manipulación de datos.


Y llega a la conclusión que en ese lapso el empleo nacional, provincial y municipal, que ya estaba sobrecargado en 2002 y había “planes para bajarlo” a nivel gubernamental, no solo no bajó sino que aumentó el 70%, llegando hoy a una cifra de 3,165,000 empleados.


En realidad, el empleo público debe aumentar, porque aumenta la población y se necesitan entonces más maestros, médicos, policías, asistentes sociales y empleados judiciales pero, claro está, eso no debería llegar al nivel que le mencioné recién, ya que la población no aumentó el 70%.


Curiosamente, las provincias más pobres son las que más aumentaron su plantilla de personal. Chaco, Santa Cruz, La Rioja, Mendoza, Catamarca, Salta aumentaron entre el 102 y el 154% su personal. Solo siete provincias están debajo del 70% que fue el promedio de todas y solo Buenos Aires y Formosa aumentaron menos del 40%, que sería el incremento vegetativo normal.


La cosa se explica fácil, el Estado tal como lo concebimos en Argentina es un feudo del partido gobernante, que hace realmente lo que se le canta, y si no, como dijo Kristina, que funden un partido, ganen las elecciones y hagan ellos lo que les cante. Textual.

Pero el problema dista de ser ese, el problema es que el partido gobernante siembra empleados por doquier y, salvo en los cargos más altos que se van cuando se le termina la suerte al partido ganador, los demás se quedan. Y el nuevo partido gobernante, vuelve a sembrar, porque nuestras leyes (redactadas por estos mismos pibes) dicen que el empleado público goza de estabilidad y por lo tanto no puede ser echado, salvo que tire abajo las Torres Gemelas, acuchille a niños por la calle o cosa por el estilo, si no es así, tiene más garantías que el Santo Padre.


Durante el Gobierno actual esto no mejoró, ya que la misma información oficial indica que se incorporaron 52,000 puestos de trabajo estatal (entre Gobierno Nacional y Provincias) mientras que los privados perdimos 49,300 empleos. Será Cambiemos o es Sigamos?

Ahora bien, usted puede pensar con todo derecho, bueno, se trata de puestos con sueldos bajos, no es para tanto. Bueno, le cuento algo : es para tanto. Los salarios del sector público aumentaron bastante más que la inflación del período, dato que le dejo ahora para que lo compare con los datos que le voy a pasar.


Solo La Rioja aumentó un 10% menos que la inflación del período, el promedio fue un 46% por encima de la inflación, once provincias aumentaron más que el 46% y en particular seis de ellas aumentaron entre un 64% y el 105% que lo hizo Santa Cruz.


Como usted puede ver, frente a la inflación real del período (si tomáramos la de Moreno los números se van al demonio) los sueldos oficiales subieron en promedio un 46% por sobre esta.


Y eso por que? Muy sencillo, de manual le diría, porque todos los pibes que usted como gobierno meta en el sistema y además les pague muy bien, son... votos. Es así, estamos en una especia de democracia shopping, los votos se compran como si fueran ofertas de temporada, 2x1, 40% en la segunda unidad y cosas por el estilo.


Ahora bien, seguramente usted es uno de esos seres humanitarios, solidarios, etc , etc, y piensa “bueno, se trata de gente que no tenía trabajo”. Aceptado, pero sabe que? Las cenas gratis no existen, alguien las paga, de modo que adivine como se paga toda esta fiesta. Exactamente, con impuestos, esos que a usted le sacan de prepo, y que si se saltea un anticipo de Ganancias se come una demanda judicial con embargo incluído. Sigue siendo ahora tan humanitario?


Como frutilla del postre le cuento que este aumento desmesurado de empleados públicos y aún más desmesurado aumento de sueldos del sector no repercutieron para nada en la calidad de los servicios que presta el Estado. Tenemos casi los mismos problemas en el área de salud y en la Justicia, más problemas que antes en educación, seguridad, etc. Y de corrupción mejor no hablemos.


Para completar el panorama, pasamos de 3,300,000 jubilados y pensionados a 6,800,000 y multiplicamos las pensiones (invalidez, madres de más de 7 hijos, pensiones graciables) por 4,5 o sea tenemos casi cinco veces más que antes y tenemos casi cuatro millones de pensiones del sistema de ayuda universal por hijo.


Tenemos desde hace mucho tiempo aires de piojo resucitado, con el agravante de que se lo hacemos pagar a la gilada (hola, estoy aquí!, yo soy uno de los giles) y en cuanto a alguien se le ocurre objetar algo salimos con los tapones de punta con los derechos humanos, los derechos adquiridos y no se cuantas imbecilidades más que supimos conseguir, igual que aquellos laureles, se acuerda?


Me hace acordar al viejo chiste del sepulturero del pueblo, que decía “yo no le deseo mal a nadie, pero a mí que no me falte trabajo”. Y el chiste viene a cuento porque la base del problema es la cantidad de empleos públicos, además de las jubilaciones, pensiones y planes sociales que supimos conseguir..


Y como todo esto se lleva más del 70% del presupuesto y falta además pagar intereses de deuda pública y alguna otra chirigota, usted realmente quiere que hagamos caminos, obra pública, que tengamos gasa en los hospitales y calefacción en las escuelas? De verdad?

En fin, sigamos participando, a lo mejor en la próxima raspadita sacamos algo.


La injusticia de la justicia

Está totalmente de moda, y forma parte de nuestras especialidades, sueldos e impuestos. Mejor le aclaro que me estoy refiriendo al salario de los jueces y sus problemas con el Impuesto a las Ganancias.


Desde muchos pero muchos años, los jueces pusieron sobre la mesa que a ellos no les corresponde pagar el Impuesto a las Ganancias, esgrimiendo argumentos varios, pero mejor le cuento el origen de esta vergüenza nacional.


En 1973 se reglamentó una versión de la ley del impuesto, por ley 20628, que se amparaba en la letra de la Constitución Nacional. Aquella Constitución de 1853 decía que hay un Ministerio Público, integrado por un procurador general de la Nación y un defensor general de la Nación y los demás miembros que la ley establezca y que “sus miembros gozan de inmunidades funcionales e intangibilidad de remuneraciones”.


La ley de 1973 entonces dictó que “los sueldos que tienen asignados en los respectivos presupuestos los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, miembros de los tribunales provinciales, vocales de las Cámaras de Apelaciones, jueces nacionales y provinciales, vocales de los tribunales de Cuentas y tribunales Fiscales de la Nación y las

provincias”, estaban exentos del impuesto y que además, quedaban comprendidos en lo dispuesto en el párrafo anterior los funcionarios judiciales nacionales y provinciales que, dentro de los respectivos presupuestos, tengan asignados sueldos iguales o superiores a los de los jueces de primera instancia.


Hasta acá la letra fría de la ley, que aludía a la Constitución Nacional para decir que como el sueldo de esos chicos es “intangible”, no pagan Ganancias.


Pero como estamos en Argentina, años después se dictó la llamada “ley de enganche” por la cual si los jueces no pagan el impuesto, y como es realmente injusto que los demás que trabajan en la Justicia lo paguen, nadie lo paga. Nadie. No sé si fui claro. Nadie en la Justicia, desde un juez de la Suprema Corte hasta el ascensorista de los tribunales.


Lógicamente algunos protestaron, porque todos los demás giles del país pagamos ese impuesto, y entonces, para justificar el moco que se mandaron aparecieron algunas teorías realmente pintorescas.


Una de ellas dice que si los jueces pagan Ganancias ganan menos y entonces pueden ser parte de cohecho (coimas). Brillante, o sea que alguien es honesto si gana mucho y deshonesto si gana menos, viene a ser como que la honestidad es una cuestión de dinero que cotiza en Bolsa.


Buenísimo, muchachos, ahora prueben otra. Pero si no me acuerdo mal hace muchos años que no pagan y no parece que esa ventaja haya dado el resultado esperado en términos de honestidad, si nos tomamos el trabajo de leer los diarios.


A las patadas, hace poco tiempo se decidió que, bueno , que paguen, pero solo los que fueron designados desde esa fecha (2017), cosa totalmente incoherente si las hubiera, lo que provocó que los jueces nuevos digan “pero por que yo gano menos ahora? me ascendieron a juez y cobro menos que antes”, y tienen razón, ahora ganan menos porque pagan como todos nosotros.


El presidente de la Suprema Corte aportó su expertise diciendo que, es razonable que los jueces paguen Ganancias, pero hay que aumentarles los sueldos para que sigan cobrando lo que cobran ahora. Brillante, master, un argumento realmente ingenioso.


Siguiendo esa teoría, podríamos obligar a todos las empresas a aumentar el sueldo de sus dependientes para que el efecto del impuesto resultase neutro. No es genial? No, no lo es.

Otro de esos iluminados aportó datos que indican que , bueno, al final si los jueces pagan o no es poca plata en el Presupuesto Nacional, no jodan que no es mucho. Esta sí que es impecable, voy a proponer que los contadores públicos que viven en Don Torcuato (como yo) no paguen el impuesto, total el efecto en el presupuesto nacional no es nada, incluso mucho menos que si los que no pagan son los jueces.


Claro, después de tantos años de joda, ahora es complicado que empiecen a pagar, a lo que hay que agregarle un detalle adicional. El que paga Ganancias presenta además del impuesto su situación patrimonial, que incluye una serie de consistencias con lo que declara, para verificar que no esté haciendo “contabilidad creativa”.


Los que no declaran Ganancias no lo hacen. No le suena peligroso que estos chicos no declaren su patrimonio? Bueno, si, le cuento que es absolutamente peligroso.


Ahora bien, tengo que confesarle que todos estos comentarios son totalmente superfluos. En primer lugar porque estamos en Argentina, y en segundo porque si este tema va a la Justicia (perdón por las mayúsculas) va a ser tratado, debatido, analizado y juzgado por ellos mismos, los que dijeron que estaba exento, los que perpetraron la ley de enganche, etc.

Podría decir “que el Cielo los juzgue” pero, entre nosotros, no creo que vaya a pasar.


LED, TENEMOS PROBLEMAS

No hace falta que le cuente que desde hace unos pocos años estamos en una revolución de la iluminación y de otras cosas.


Lámparas y tubos de LED, televisores, pantallas de celulares, etc.


Para los que creen que el LED existió desde hace mucho, le cuento que eso es cierto, pero solo parcialmente.


En 1962 se desarrolló la tecnología, pero solo brindaba una luz de color rojo, muy buena, de muy bajo consumo y gran potencia lumínica, pero solo roja.


Cinco años después se cambió un componente, el arseniuro de galio por el fosfuro de galio, y apareció la luz verde. Ya teníamos cosas ideales para tableros y máquinas, pero no para iluminación, para eso la luz tiene que ser blanca. Y en luz, blanco es igual a rojo+verde+azul.

Pasaron casi 30 años para que otro material, el nitruro de galio permitiera el led azul, que combinado con los otros dos daba luz blanca. Tan importante fue este paso que se creó también el láser azul y el blue ray, conocido por su capacidad para almacenar grandes cantidades de datos en DVD.


Todo bien, una lámpara de led consume el 92% menos de lo que consume una lámpara incandescente, dura muchísimo más, casi no desprende calor y es reciclable porque no contiene mercurio como las otras. Y entonces, cual es el problema? Nosotros, los humanitos.

Por un lado, como el consumo el muy pero muy bajo, hacemos grandes derroches de luz con lo que aumentamos en forma notable la contaminación lumínica, mientras que por el otro permite aumentar la producción de ciertos bienes.


Lo que llamamos luz es la parte del espectro electromagnético que vemos con nuestros ojos, y esa luz influye mucho en nuestra vida, y siendo tan económica, la luz de led permite por ejemplo invernaderos que están siempre iluminados, con lo que las plantas ven un día infinito y no paran de crecer y de producir, los salmones en los criaderos ponen huevos en meses del año en que estarían invernando, etc. O sea, todo dado vuelta.


Cuando la usamos para trabajar, la luz blanca de led nos permite ver mejor, pero esto es debido a que es tan dura que nuestras pupilas trabajan más cerradas, con lo que enfocan mejor, al revés de lo que pasa cuando ven longitudes de onda más largas, como la de las luces más amarillas (que llamamos comercialmente “cálidas”).


La lógica nos dice que si el cielo es azul, la luz azul es lo natural, pero los últimos estudios médicos indican que las luces blancas y azules son más agresivas para nuestros ojos, al revés de las de color verde, amarillo o ámbar, que son más benignas.


Cuando usamos una laptop, o un celular, estamos concentrados y a muy poca distancia de un elemento que trabaja por tecnología led, y por lo tanto emite luz azul. Eso altera nuestro ciclo circadiano, que está asociado a los niveles de luz, por eso cuando anochece nuestro cerebro empieza a ordenar que se emita melatonina para que nos vayamos a dormir.

Si el nivel de luz es muy azul, el cerebro interpreta que hay luz de día, por lo que la melatonina no se inyecta en la sangre y...... nos desvelamos, nos cuesta dormir y conciliar un sueño profundo.


Se suele notar especialmente en los niños, y las madres dicen “ ven programas y están excitados”, cuando lo que ocurre es que siendo de noche, su cerebro cree que aún es de día.


En los países del Norte de Europa se está cambiando la iluminación de las calles por tonos más cálidos, para evitar los cambios en nuestro ciclo de vida y daños en la retina.


Debemos entonces tirar toda la iluminación de led a la basura y volver a la lámpara incandescente? El Señor no lo permita, pero sí, debemos mezclar la iluminación de led blanca con algunos elementos de luz cálida si queremos volver a la normalidad.


MISCELÁNEA

Cambio de imagen


Conocimos a la gente de NICE y los invitamos a dos de nuestros desayunos de contacto como expertos, y quedamos tan encantados con su trabajo que les pedimos que nos ayuden a lograr un cambio de imagen en nuestras empresas.

Con el buen gusto y la profesionalidad que es la carta de presentación de Nice, estamos cambiando tarjetas personales, firma de mails, página web y nuestra carpeta de presentación.


Novedades del proyecto Ingkam Tremn

El proyecto Ingkam Tremn es el camino que elegimos para lograr que nuestro cliente pueda ser un empresario cada vez más eficiente y adaptado el mercado actual.


Para ello le proveemos de nuevas herramientas, y en ese orden de cosas un elemento valioso es nuestro sistema Manager, al que agregamos la función CRM, que permite el seguimiento de actividades de venta, producción y servicios a través de un proceso sencillo y altamente eficaz.


Para el plan “desayunos de contacto”, el 23 de Noviembre se hizo un uevo encuentro, donde invitamos al Dr.Leonardo Glikin para que nos hablara de la problemática de la empresa de familia. Con asistencia completa, realmente disfrutamos con su presencia, sus consejos.

Un nuevo año

Para nosotros fue un año muy movido, varios cambios en el equipo de colaboradores, una mudanza inesperada y otros detalles nos complicaron bastante la operatoria, motivo por lo cual este año hemos emitido tres Boletines en vez de los cuatro habituales.

Pero tenemos un balance positivo, un magnífico equipo, un buen lugar, cambios estratégicos que resultaron exitosos, una importante tarea de marketing y cambio de imagen. Todo bien.

Y como deseos para el nuevo año que se avecina, me tomé la libertad de copiar una tarjeta que me mandó mi amiga y colega Marina De Luca, y que dice asi:

Regalate tu navidad, permitite un nuevo nacimiento.

Aprecia lo que "es", disfruta lo que haces, cambio lo que estorba. desprendete del amor que tienes para dar.

Navidad es volver a nacer, aprender de los errores y entender. Cooperar con los cambios y volver a creer y confiar.

Luz para tu vida, amor y comprensión para tus semejantes.

Aprecia a quien te ama. Valora a los que "estan" y dile adios a quienes se tienen que ir.

La vida nada nos quita, tan solo lo renueva.

Abraza tus debilidades, que de ellas han surgido tus fortalezas.

Ama a tu niño interior, ponle una nueva cuna, llenalo de presentes de amor y promete no volverlo a descuidar.

Anuncia que vuelve la bondad, regalate tu mejor navidad !


Esperamos que sus negocios, su actividad, su familia y sus gustos personales le briden grandes satisfacciones en 2019, que progrese en lo material, en lo emocional y en lo personal. Cuente con nosotros con la certeza de que estamos siempre atentos para brindarle nuestro apoyo y experiencia.

Un feliz año, el deseo de los equipos de Estudio Monti, Data Manager y Fiduciaria Profesional.


Las palabras que nos gustaron esta vez


La guerra es una invención de la mente humana, y la mente humana también puede inventar la paz.

Winston Churchill

Incluso la gente que dice que no podemos hacer nada para cambiar nuestro destino, mira antes de cruzar la calle.

Stephen Hawking




Cuando hablas solo repites lo que ya sabes, pero cuando escuchas, quizás aprendas algo nuevo.

Dalai Lama

La vida es demasiado corta y no hay tiempo para quejarse y pelearse, mi amigo, siempre he pensado que es un crimen.

De un tema de John Lennon y Paul McCartney

El necio grita, el listo opina, el sabio calla.

Proverbio chino

No intentar por temor a fracasar es como suicidarse por miedo a morir. es un milagro.

Enviado por Oscar Wingord (Tigre, BsAires)

Solo hay dos maneras de vivir tu vida. Una es como si nada es un milagro. La otra es como si todo

Albert Einstein

Un hombre con valor exterior se atreve a morir, un hombre con valor interior se atreve a vivir.

Lao Tse

La gente suele pelearse por las palabras y no por las ideas.

Hermenegildo Sabat (Menchi)

En el único lugar donde éxito está antes que trabajo, es en el diccionario.

Santos Doncel Jones

Las consecuencias más frecuentes de la anarquía son las de producir un tirano.

José de San Martín

La educación es el arma más eficaz que puedes usar para cambiar el mundo.

Nelson Mandela

Aprendí que si no podés ser feliz con pocas cosas, tampoco podés ser feliz con muchas cosas.

“Pepe” Mugica

La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo.

Platón

Caminando en línea recta no se puede llegar muy lejos.

El Principito

La vida no es tratar de encontrarte a ti mismo, sino de crearte a ti mismo.

Buda




Ciudad de la Paz 1965 piso 11 A (C1428CFE) Capital 4788- rotativas y fax Pagina web: www.estudiomonti.com.ar




ESTUDIO MONTI SRL. 

Ciudad de la Paz 1965 Piso 11 Oficia A (C1428CPE) - Capital Federal - Buenos Aires. Argentina

miguel@estudiomonti.com.ar 

www.estudiomonti.com.ar 

Tel: (054) 011-4788-2424